El otoño en el Valle del Jerte, la otoñada, se vive y se siente de una manera diferente. La espectacularidad de sus paisajes, cuyo variado haz de colores ocres, rojos, amarillo y verdes, tiñen esta comarca del norte extremeño, desde principios de noviembre hasta mediados de diciembre; unido a un extenso programa turismo-cultural, hace que esta estación del año brille con luz propia en la cámara. 

Las condiciones climáticas, la flora, fauna y la variedad paisajística hacen de este Valle un lugar especial para disfrutar de los encantos del otoño o como se llama por estas tierras: la «OTOÑADA». 

Las distintas altitudes, las diferencias entre solana y umbría, el generoso cauce de gargantas y río… todo ello contribuye a crear un espectáculo natural único en Extremadura.

Desde hace unos años se organiza con motivo del otoño un programa de actividades denominado “OTOÑADA» . Desde principios de noviembre hasta mediados de diciembre, durante todos los fines de semana, hay actividades relacionadas con la cultura y tradiciones, como, por ejemplo: una fiesta de la Caída de la Hoja con degustación y cata la matanza del cerdo, Mercado Imperiral, en honor a Carlos V. Jornadas Micologicas del Valle del Jerte; Toñá piornalega, que cada año rinde homenaje a una tradicción. Jornadas Gastronómicas Pastoriles… 

Encuentra aquí todas las actividades clasificadas por municipios

Dada la situación de pandemia, la necesidad de distancia social, pero también la necesidad de continuar “disfrutando de la vida”, hemos querido abordar esta Otoñada desde el Corazón y aprovechar la oportunidad que nos da esta pandemia para mirar hacia dentro “crear” una programación desde la que continuar con el espíritu que nos llevó a iniciar este proyecto, pensado para las personas de “aquí”, para compartir con las personas de “allí”. 

Las actividades previstas, siempre sujetas a posibles cambios, pretenden poner en valor la cultura del Valle, con actividades de pequeño formato en la mayoría de los pueblos, alejadas de grandes celebraciones, más íntimas, definidas para pequeños grupos y con el cumplimiento de los correspondientes protocolos técnico-sanitarios, y a la par se pretende compartir con todas aquellas personas que nos puedan visitar, la belleza del Otoño en el Valle del Jerte, su naturaleza, sus exclusivos paisajes, ocres y rojos, cerezos, castaños, bancales, gargantas repletas de agua cristalina, que invitan a la calma, al sosiego, a la libertad, paisajes pensados para ir sin prisas, paisajes cargados de “COLOR y VIDA!!.

Encuentra aquí todas las actividades clasificadas por municipios